¿Dónde están las mujeres de la Ciencia Ficción?

Esta entrada fue publicada primero en PaP

Me gusta leer ciencia ficción. He devorado sagas e historias sueltas y tengo el kindle a reventar. Pero, en este despertar feminista, un día me di cuenta de que no seguía a ninguna autora. Eran todo hombres. ¿Dónde estaban las escritoras de Ciencia Ficción? ¿Por qué no me había cruzado con ninguna? Así que me puse a rebuscar entre interminables listados de antologías y recopilaciones. Y acabé comprando un libro recopilatorio que parecía ser lo que andaba buscando: una recopilación de autoras que luego podría usar para seguir buscando más libros interesantes.

Finalmente la pila de libros por leer fue bajando y le tocó el turno. Ya ni me acordaba bien de por qué había escogido este libro, así que contrariamente a lo que suelo hacer, no me salté la introducción. En su lugar, decidí leer la opinión de esta editora y por qué había decidido recopilar estas historias en concreto. Y vaya si me sorprendí.

Alice Hastings Bradley aka James Tiptree Jr. aka Raccoona Sheldon

Lo primero que comenta la autora, Katheryn, es que no entiende por qué tanto revuelo. Ella misma es una reconocida editora y escritora de ciencia ficción, best-seller, premiada múltiples veces. Y conoce a muchas otras mujeres que escriben con igual o más éxito en la ciencia ficción. Así que no entendía por qué las nuevas generaciones de mujeres escritoras se le acercaban como si hubiera un problema de brecha de género. ¿Cómo iban a estar las escritoras de ciencia ficción discriminadas, si son premiadas una y otra vez en los premios Hugo? ¿Por qué nadie parece conocerlas, si son best-sellers? ¿Sería que estas escritoras noveles no se habían molestado en buscar? ¡Si uno de los clásicos de la ciencia ficción está escrito por una mujer! Con seudónimo, eso sí, pero mujer al fin y al cabo.

Tengo que reconocer que en las primeras páginas temía haberme equivocado de libro, si este era el enfoque de la autora. Me sentía igual de confusa que esas escritoras noveles a las que les costaba encontrar referentes. Y me sentía un poco atacada por la autora al considerar que el problema estaba en mi, que no había sabido buscar. Pero como después de todo era un libro recopilatorio que es lo que yo quería, decidí seguir leyendo a ver hasta qué punto podría llegar a entender su postura.

Así que empieza a investigar el por qué de esta confusión. Y descubre algo terrible a la vez que sutil. Es cierto que las mujeres están muy bien posicionadas en los premios de literatura de ciencia ficción. Es cierto que son autoras de best sellers que no tienen problema en vender. Pero a la hora de las recopilaciones y antologías, las mujeres desaparecían radicalmente. Desde que Asimov murió y dejó de recopilar a los premios Hugo en 1992, parecía que nadie se había molestado en incorporar a autoras. Incluso cuando eran mujeres editoras, parecía que preferían quedarse con las historias masculinas.

¡La historia se estaba reescribiendo, dejando a las mujeres fuera!

Intentó localizar a editores de escritoras ya fallecidas y encontró que algunos se niegan a reeditar. A pesar de un éxito garantizado, parece que el interés y la inversión van a escritores masculinos. Se encontró también con mucha crítica en contra de escritoras porque, o bien no escriben como mujeres (como le dijeron a la misma Kathryn), o bien escriben demasiado desde el punto de vista femenino (como preocuparse de qué pasa con la menstruación).

Así que no importa si las escritoras de ciencia ficción son galardonadas o si al ser publicadas son éxito de ventas. Al final la historia se reescribe y acaban siendo ninguneadas.

Con la consecuencia directa de que, gente que no conoce de primera mano a estas autoras (porque no seguimos los premios Hugo, porque no leemos las revistas especializadas) y somos simplemente lectores ávidos, ni siquiera tenemos acceso a estas escritoras.

La evolución feminista

Una de las cosas que más me ha sorprendido en mi andadura feminista es hasta qué punto todas hemos tenido una evolución más o menos parecida. Con nuestros triggers particulares, nuestras situaciones y nuestras epifanías, la evolución es siempre parecida, cada una con sus tiempos y su velocidad particular.

Un día, de alguna forma, algo nos hace tomar conciencia de que no queremos ser lo que se supone que la sociedad espera de nosotras. Como decía aquella, yo soy el médico con el que mis padres querían que me casara. No hace falta tener a un hombre al lado para poder ser nosotras mismas. Quiero ser independiente.

Pero eso choca frontalmente con tu entorno. Toda la presión es para convertirse en una mujer florero, en un adorno, en el anexo de alguien. Incluso pasas por esa fase del “yo no soy como ellas”, como si la culpa fuera de las otras mujeres. Quieres diferenciarte. Intentas borrar todo rastro rosa de tu vida. Que se note que esa no eres tú.

Vayas a donde vayas, siempre hay problemas. Porque nadie espera tu comportamiento, nadie espera tu forma de ser. En el momento en el que te sales del guión, todo el mundo se te pone en contra. Eres la loca del coño que protesta por todo. Parece que nunca estás contenta.

Hasta que descubres a las otras feministas. A otras mujeres que les pasa lo mismo que tú, que no encajan. Es más, ¡es que ninguna encajamos en ese modelo! Te reconcilias con el rosa, con el arreglarte. Te reconcilias con ser tú misma, exactamente como tú quieras ser. Ni lo que espera de ti la sociedad, ni lo contrario. Reclamas tu espacio y en ese espacio sólo dejas entrar a quien tú quieras.

Y a base de reforzar tu posición, en algún momento, haces las paces contigo misma. A partir de entonces, todo es mucho más sencillo. La sororidad entra en tu vida. Miras a las otras a los ojos y te ves a ti misma.

Porque ahora ya, has roto con el machismo y puedes ser tú misma. Cuando quieras. Como quieras.

“My definition of freedom is knowing who you are, and then being it. No matter what anyone else is doing. And naked parties of course.”
P!nk

Cosas que aprendí en la GeoCamp

Publicado originalmente en el blog de GeoInquietos Sevilla.

Año tras año, la GeoCamp se consolida como el geosarao imprescindible para hacer brainstorming sobre las últimas novedades en geocosas.

Todo el mundo tiene sus cinco minutos de fama, incluso si no llevas nada preparado, raro será que no participes en alguna discusión.

¿En serio todavía  hay alguien que no conozca el Libro Libre de SIG Libre? Pues sí, los hay.

¿Sientes que deberías darle un empujón a tu karma pero no eres capaz ni de abrir el ordenador para ayudar con HOTOSM? Pues también tenemos una solución para ti: el tinder de los mapas:

Apunta bien este nombre: Mapillary. Si no lo conocías, ya estás tardando. Son la vanguardia del mapeo, la colaboración y la interpretación de datos para construir modelos 3D. Y más.

 

Tuvimos incluso apariciones etéreas de seres mitológicos.

La fuerte presencia de Carto en la GeoCamp no es casualidad: es que su nuevo Builder merecía un hueco destacado.

Incluso la charla más sesuda puede ser divertida, siempre y cuando lo pongas en el título.

Las mapping parties son cosa del pasado, ahora lo que se lleva es el mapeo ágil:

 

Pero, sobre todo, lo que aprendí en la GeoCamp es que puedes hablar de lo que te dé la gana. Siempre habrá alguien que lo encuentre interesante.

GeoNetwork from Scratch II : Attack of the IDEs

We have already seen how to compile and run a basic GeoNetwork instance. Although we know that real developers will probably skip this step too, for new developers in GeoNetwork, it will be relief to have an IDE to work with. I know that many GeoNetwork developers use NetBeans or Intellij but as I am used to work with Eclipse, that’s what we are going to explore on this post.

First of all: Eclipse has better support for Maven projects on each version. So, to avoid headaches, just download the latest eclipse available.Eclipse has many installer tutorials, so I won’t stop here explaining how to run eclipse. I will just assume you know how to do it.

To run GeoNetwork from eclipse is very very easy. Just right click on the Package Explorer view to import -> As Maven Project over the folder you already had cloned on the last post:

Import As Maven Project
Import As Maven Project
Import As Maven Project
Import As Maven Project

There is still something Eclipse does not support right about GeoNetwork: we have a classes folder that Eclipse tends to misconfigure. So, go to that folder, right click and remove as source folder. To do this, go to the “web-app” project and right click on src/main/webapp/WEB-INF/classes. Select Build Path > Remove From BuildPath.

Then, completely remove the folder from the source code. Don’t worry, it’s git, you can recover it later. You can also do this by right-clicking on the folder and selecting Delete. Yes, you are sure you want to delete folder “classes“.

Now, update as maven project right clicking on the project “web-app” and selecting Maven > Update Project …

update project

Once this finishes, you can restore the folder we previously removed. Go to the “web-app” project, right click on src/main/webapp/WEB-INF and select Replace With >HEAD Revision. Yes, you are sure.

Congratulations! You are ready to use Eclipse to modify GeoNetwork.

But wait, how do we run GeoNetwork inside Eclipse to be able to debug?

We have several approaches here. Remember the jetty command to run GeoNetwork from the console? It is available also inside Eclipse (right click on web-app and Run As > Maven Build) and you can add some maven variables to be able to run in parallel a debug watch to debug your code. You can also set up a Tomcat server inside Eclipse and run GeoNetwork from it. This second option is more easy for beginners, so that’s what we are going to do now.

First, you have to create a Tomcat server inside Eclipse. So, search for the “Servers” tab and right click on it. Select New > Server. You will see a windows offering different types of servers. We will select the Tomcat v.7.0 Server one. You will probably won’t have any server runtime environment configured for it, but you can “Add…” a new one. There are many tutorials[1][2] for this, so we won’t stop here.

On the following window, you can select which applications to run. Obviously, you choose the one called “web-app” and Finish.

Now, you will have a new Server on the Servers tab. select it (left-click) and click on the green arrow just on the top of that tab. You will see on the “Console” tab all the output of GeoNetwork starting up. Once it is started, you can enter GeoNetwork the same way as before, using http://localhost:8080/geonetwork

Have fun customizing GeoNetwork!