La importancia de los datos abiertos

Llevo un tiempo queriendo escribir sobre la importancia de los datos libres, pero es ahora con la publicidad que le están dando a Google Map Maker cuando realmente entiendo la urgencia del tema.

¿Os imagináis un país cuyos datos geográficos sean tan pobres que ni siquiera se sepa oficialmente qué ciudades y pueblos contiene? ¿Cómo podría invertir en carreteras, alfabetización o siquiera en agua potable cuando no sabe que hay gente que vive allí? ¿Cómo podría cobrar impuestos o... ¡¡contar los votos en las elecciones!!? ¿Os imaginais que un batallón de soldados se equivoca por utilizar mapas erróneos y acaba estableciendo una base en el país de al lado? Una absurdez a lo Gila que ocurrió hace poco en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica , lo que por poco no provoca un conflicto internacional.

Si las instituciones publican sus datos y dejan que sean de libre acceso, cualquiera puede comprobar la veracidad de dichos datos y podrá sugerir modificaciones o correcciones. Pero mientras estos datos permanezcan encerrados en archivadores llenos de polvo, seguirán cometiéndose una y otra vez los mismos errores. No hablamos de datos delicados para la seguridad nacional, hablamos de datos que cualquiera que esté presente físicamente en el lugar puede comprobar si son o no correctos.

Pero no sólo es importante que los datos sean de libre acceso. También es importante que sean libres en cuanto a su uso. De nada me sirve poder consultar un mapa en la página del la Administración Pública X si no puedo utilizar los datos que me aporta. De qué me sirve consultar, no sé, el tráfico antes de salir de casa si luego mi navegador GPS no podrá utilizar ese dato para guiarme por el mejor camino. Con OpendataCórdoba ya hicimos alguna muestra del increíble potencial que pueden aportar unos datos bien utilizados.

Bueno, dirá más de uno, pues hagamos que las Administraciones Públicas ofrezcan todo tipo de servicios y nosotros los usaremos, no puede haber tantos. Es no es suficiente. ¿Por qué? Pues porque los datos libres pueden tener infinidad de usos. Es todo un mercado recién abierto y por explorar.

Pero y de todo esto, ¿cómo se beneficia el proveedor de mapas privado? ¿Pretendemos que pongan servidores y se ofrezcan datos libres sin cobrar por su uso? ¿La cultura del todo gratis? Por supuesto que no, a nadie en su sano juicio se le ocurriría pedir esto. El proveedor privado (aparte de cobrar por los servicios basados en los datos) puede obtener grandes ventajas liberando sus datos:

La primera ventaja es directa: si consigue una comunidad amplia, el coste de actualización y ampliación de sus datos se verá muy reducido. Proveedores como TomTom o Nokia empiezan a entender la importancia de estas actualizaciones por parte de sus propios usuarios. OpenStreetMap es otro ejemplo claro y directo del poder de los usuarios: una fuente de datos geográficos capaz de competir (y ganar) a Google Maps o Bing creada entera y únicamente por una combinación de datos libres aportados por sus usuarios.

La segunda ventaja quizás es más compleja de entender porque no es tan directa. Obviando todas las clásicas ventajas de la liberación,aún queda algo más: Siempre puedes cobrar por su uso comercial o intensivo. Aunque al principio no obtengas beneficios directos, si tus datos son buenos, tarde o temprano llegará alguien que le sepa dar utilidad. .

Algún espabilado habrá que, llegados a este punto, diga ¿y no es esto al final lo que hace Google Map Maker? ¿Recoger actualizaciones de usuarios, dar un servicio gratuito y cobrar sólo por uso intensivo o comercial? Pues no. Para empezar sus datos no son libres. Esto quiere decir que si yo colaboro con Google Map Maker y actualizo sus mapas y el día de mañana quiero utilizar esos datos para montar un servicio comercial, no podría hacerlo sin pasar por una serie de farragosas licencias de uso. Sin embargo, si en vez de colaborar con Google Map Maker colaboro con una plataforma libre de datos geográficos, no tendría ningún inconveniente para poder utilizar estos datos en mi servicio comercial.

¿Quiere decir esto que no creo que Google Map Maker sirva para nada? Tampoco. Algún uso tendrá. Pero sea cual sea el uso que quieras darle, siempre podrás obtener al menos la misma funcionalidad con OpenLayers , OpenStreetMap y los datos libres del PNOA y el Catastro Entonces, ¿por qué usar una plataforma privativa pudiendo utilizar una plataforma libre muchísimo más potente?

Pero Google es bueno, dirá más de uno, ofrece datos gratuitos y de calidad. Claro, y no lo dudo. Pero nunca hay que olvidar que Google, por muy buenas intenciones que se traiga, sigue siendo una empresa. Y al final, la prioridad máxima de una empresa es generar negocio para sobrevivir. Y si va a tener que aplicar medidas clásicas privativas que el día de mañana sean incompatibles con tu negocio, lo hará. De hecho, es que ya lo hace. .