La evolución feminista

Una de las cosas que más me ha sorprendido en mi andadura feminista es hasta qué punto todas hemos tenido una evolución más o menos parecida. Con nuestros triggers particulares, nuestras situaciones y nuestras epifanías, la evolución es siempre parecida, cada una con sus tiempos y su velocidad particular.

Un día, de alguna forma, algo nos hace tomar conciencia de que no queremos ser lo que se supone que la sociedad espera de nosotras. Como decía aquella, yo soy el médico con el que mis padres querían que me casara. No hace falta tener a un hombre al lado para poder ser nosotras mismas. Quiero ser independiente.

Pero eso choca frontalmente con tu entorno. Toda la presión es para convertirse en una mujer florero, en un adorno, en el anexo de alguien. Incluso pasas por esa fase del “yo no soy como ellas”, como si la culpa fuera de las otras mujeres. Quieres diferenciarte. Intentas borrar todo rastro rosa de tu vida. Que se note que esa no eres tú.

Vayas a donde vayas, siempre hay problemas. Porque nadie espera tu comportamiento, nadie espera tu forma de ser. En el momento en el que te sales del guión, todo el mundo se te pone en contra. Eres la loca del coño que protesta por todo. Parece que nunca estás contenta.

Hasta que descubres a las otras feministas. A otras mujeres que les pasa lo mismo que tú, que no encajan. Es más, ¡es que ninguna encajamos en ese modelo! Te reconcilias con el rosa, con el arreglarte. Te reconcilias con ser tú misma, exactamente como tú quieras ser. Ni lo que espera de ti la sociedad, ni lo contrario. Reclamas tu espacio y en ese espacio sólo dejas entrar a quien tú quieras.

Y a base de reforzar tu posición, en algún momento, haces las paces contigo misma. A partir de entonces, todo es mucho más sencillo. La sororidad entra en tu vida. Miras a las otras a los ojos y te ves a ti misma.

Porque ahora ya, has roto con el machismo y puedes ser tú misma. Cuando quieras. Como quieras.

“My definition of freedom is knowing who you are, and then being it. No matter what anyone else is doing. And naked parties of course.”
P!nk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *