Decálogo de la Web Social

Si quieres que tu red social funcione, tienes que conocer al público objetivo. Aquí hay algunas guías cínicas para conseguir que tu Web Social funcione.

1.- La gente es egoísta

La gente tiende a querer hablar de sí mismos en todo momento y lugar. Nada les interesa más que su propia persona. Ofrecerles un perfil con muchos campos y un botón para subir esas fotos, y también esas otras fotos es algo indispensable. Si la red social no gira en torno a ellos, no les interesará.

No hace falta que te preocupes de la inclusividad o la diversidad, ellos crearán sus propios guettos.

2.- La gente es hipócrita

Las Redes Sociales son una manada de borrachos en fase eresmimejoramigo contínua. Una Web Social que se precie tiene que tener mecanismos (intercambio de mensajes) para pelotear al prójimo. Si pueden ser mecanismos públicos para que todo el mundo vea lo mucho que adoran a sus semejantes, mejor. Déjales mostrar lo increíblemente hipócritas que son.

3.- La gente está adolescentizada

La mayoría de la gente aún no pasó de esa fase adolescente de querer mimetizarse en un grupo. La Web Social debe permitir al usuario acoplarse a comunidades de usuarios, no importa de lo que traten o si realmente no sirven para nada.

4.- La gente es tonta

Las Web Sociales demasiado complejas no suelen tener éxito, mayormente porque la gente no sabe usarlas. Simplificar y reducir al máximo las opciones. Nunca subestimes la torpeza del usuario medio, ellos encontrarán nuevas formas de romper la interfaz. Puedes esconder algunas features detrás de interfaces complejas para premiar a tus usuarios más avispados.

5.- La gente es prepotente

La gente necesita sentirse superior, ya sea protagonizando la portada de una web, haciendo chistes estúpidos o trolleando. Una Web Social que no te permita tus cinco minutos de fama está condenada al fracaso. Da oportunidades a tus usuarios para que se sientan importantes.