Why do we need diversity on our teams?

Spanish version is on Ping a Programadoras blog.

Let’s overlook the statistical justice of having a diverse team. Let’s overlook the social justice of having a diverse team. We are capitalists, so let’s go directly to why you, as someone interested in having business at the end of the year, are interested in having a diverse team.

Each one of us sees the world from a different perspective, because of the vital experience that the society where we grow offers us. Those different perspectives are what makes us see different details on the same situation. And these details are what gives the products and services offered by your company  the quality you need to succeed.

Are the diverse teams more efficient and economically profitable? Yes

Are the diverse teams more creative? Yes.

If you want to build a really accessible building, you must bring together a team that knows not only the laws (which usually cover the minimum), but a team that is composed of people who have suffered accessibility issues themselves.

Have you ever seen a chapter of a police series in which, after an exhaustive search, they find blood in the apartment of a murdered woman and conclude that it was there where they killed her? Well, it looks like no woman reviewed the script, because having blood your house is… common?

But the script is written by writers in a hurry, right? It is not a good example of careful work. Well, let’s give a more complete example. A fantastic science fiction classic book: Dune . Scrupulous and careful, the author describes everyday aspects to the smallest detail to give credibility to his story.

In Dune, the characters live on a desert planet where water is the most precious asset. Even moisture that escapes from the breath is something that must be stored and reused. So all these characters have a special suit at all times . This suit collects sweat and other body fluids to reuse them as drinking water. An adult has an amount of water in his possession in a closed cycle inside his suit.

Do they mention menstrual blood? Not at all, although the author mentions quite scatological details. But suppose it is a slip without bad intention.

However, something that is not mentioned at any time is how this cycle is maintained between pregnant women, babies and children. A pregnant woman needs more water as the pregnancy progresses. Not only because of the water that is given to the fetus, but also because of the water in the placenta. When the baby is born, the mother will continue to lose water through breast milk. And when this process is over, the child will continue to consume extra amounts of water throughout its development.

Is this relevant? Maybe not for a large part of the population, but the truth is that, in that world so explicitly detailed, the author skips a very important and relevant part of the whole process. Without taking into account all the problems of pregnancy and the development of children, their entire social system collapses and goes from being something plausible in science fiction to a deux ex machina in fantasy.

There are a thousand more examples of ideas, services, products and strategies that fail because the team behind is not diverse enough, with varied perspectives. And if these ideas are used in a business, they will fail miserably in something that could have been easily avoided.

How can you improve diversity in your team? I don’t know, you can try to improve the way you hire.

But, above all, make sure that once hired, everyone is treated fairly and equitably. Diversity is something that is achieved day by day.

¿Dónde están las mujeres de la Ciencia Ficción?

Esta entrada fue publicada primero en PaP

Me gusta leer ciencia ficción. He devorado sagas e historias sueltas y tengo el kindle a reventar. Pero, en este despertar feminista, un día me di cuenta de que no seguía a ninguna autora. Eran todo hombres. ¿Dónde estaban las escritoras de Ciencia Ficción? ¿Por qué no me había cruzado con ninguna? Así que me puse a rebuscar entre interminables listados de antologías y recopilaciones. Y acabé comprando un libro recopilatorio que parecía ser lo que andaba buscando: una recopilación de autoras que luego podría usar para seguir buscando más libros interesantes.

Finalmente la pila de libros por leer fue bajando y le tocó el turno. Ya ni me acordaba bien de por qué había escogido este libro, así que contrariamente a lo que suelo hacer, no me salté la introducción. En su lugar, decidí leer la opinión de esta editora y por qué había decidido recopilar estas historias en concreto. Y vaya si me sorprendí.

Alice Hastings Bradley aka James Tiptree Jr. aka Raccoona Sheldon

Lo primero que comenta la autora, Katheryn, es que no entiende por qué tanto revuelo. Ella misma es una reconocida editora y escritora de ciencia ficción, best-seller, premiada múltiples veces. Y conoce a muchas otras mujeres que escriben con igual o más éxito en la ciencia ficción. Así que no entendía por qué las nuevas generaciones de mujeres escritoras se le acercaban como si hubiera un problema de brecha de género. ¿Cómo iban a estar las escritoras de ciencia ficción discriminadas, si son premiadas una y otra vez en los premios Hugo? ¿Por qué nadie parece conocerlas, si son best-sellers? ¿Sería que estas escritoras noveles no se habían molestado en buscar? ¡Si uno de los clásicos de la ciencia ficción está escrito por una mujer! Con seudónimo, eso sí, pero mujer al fin y al cabo.

Tengo que reconocer que en las primeras páginas temía haberme equivocado de libro, si este era el enfoque de la autora. Me sentía igual de confusa que esas escritoras noveles a las que les costaba encontrar referentes. Y me sentía un poco atacada por la autora al considerar que el problema estaba en mi, que no había sabido buscar. Pero como después de todo era un libro recopilatorio que es lo que yo quería, decidí seguir leyendo a ver hasta qué punto podría llegar a entender su postura.

Así que empieza a investigar el por qué de esta confusión. Y descubre algo terrible a la vez que sutil. Es cierto que las mujeres están muy bien posicionadas en los premios de literatura de ciencia ficción. Es cierto que son autoras de best sellers que no tienen problema en vender. Pero a la hora de las recopilaciones y antologías, las mujeres desaparecían radicalmente. Desde que Asimov murió y dejó de recopilar a los premios Hugo en 1992, parecía que nadie se había molestado en incorporar a autoras. Incluso cuando eran mujeres editoras, parecía que preferían quedarse con las historias masculinas.

¡La historia se estaba reescribiendo, dejando a las mujeres fuera!

Intentó localizar a editores de escritoras ya fallecidas y encontró que algunos se niegan a reeditar. A pesar de un éxito garantizado, parece que el interés y la inversión van a escritores masculinos. Se encontró también con mucha crítica en contra de escritoras porque, o bien no escriben como mujeres (como le dijeron a la misma Kathryn), o bien escriben demasiado desde el punto de vista femenino (como preocuparse de qué pasa con la menstruación).

Así que no importa si las escritoras de ciencia ficción son galardonadas o si al ser publicadas son éxito de ventas. Al final la historia se reescribe y acaban siendo ninguneadas.

Con la consecuencia directa de que, gente que no conoce de primera mano a estas autoras (porque no seguimos los premios Hugo, porque no leemos las revistas especializadas) y somos simplemente lectores ávidos, ni siquiera tenemos acceso a estas escritoras.

La evolución feminista

Una de las cosas que más me ha sorprendido en mi andadura feminista es hasta qué punto todas hemos tenido una evolución más o menos parecida. Con nuestros triggers particulares, nuestras situaciones y nuestras epifanías, la evolución es siempre parecida, cada una con sus tiempos y su velocidad particular.

Un día, de alguna forma, algo nos hace tomar conciencia de que no queremos ser lo que se supone que la sociedad espera de nosotras. Como decía aquella, yo soy el médico con el que mis padres querían que me casara. No hace falta tener a un hombre al lado para poder ser nosotras mismas. Quiero ser independiente.

Pero eso choca frontalmente con tu entorno. Toda la presión es para convertirse en una mujer florero, en un adorno, en el anexo de alguien. Incluso pasas por esa fase del “yo no soy como ellas”, como si la culpa fuera de las otras mujeres. Quieres diferenciarte. Intentas borrar todo rastro rosa de tu vida. Que se note que esa no eres tú.

Vayas a donde vayas, siempre hay problemas. Porque nadie espera tu comportamiento, nadie espera tu forma de ser. En el momento en el que te sales del guión, todo el mundo se te pone en contra. Eres la loca del coño que protesta por todo. Parece que nunca estás contenta.

Hasta que descubres a las otras feministas. A otras mujeres que les pasa lo mismo que tú, que no encajan. Es más, ¡es que ninguna encajamos en ese modelo! Te reconcilias con el rosa, con el arreglarte. Te reconcilias con ser tú misma, exactamente como tú quieras ser. Ni lo que espera de ti la sociedad, ni lo contrario. Reclamas tu espacio y en ese espacio sólo dejas entrar a quien tú quieras.

Y a base de reforzar tu posición, en algún momento, haces las paces contigo misma. A partir de entonces, todo es mucho más sencillo. La sororidad entra en tu vida. Miras a las otras a los ojos y te ves a ti misma.

Porque ahora ya, has roto con el machismo y puedes ser tú misma. Cuando quieras. Como quieras.

“My definition of freedom is knowing who you are, and then being it. No matter what anyone else is doing. And naked parties of course.”
P!nk

Cosas que aprendí en la GeoCamp

Publicado originalmente en el blog de GeoInquietos Sevilla.

Año tras año, la GeoCamp se consolida como el geosarao imprescindible para hacer brainstorming sobre las últimas novedades en geocosas.

Todo el mundo tiene sus cinco minutos de fama, incluso si no llevas nada preparado, raro será que no participes en alguna discusión.

¿En serio todavía  hay alguien que no conozca el Libro Libre de SIG Libre? Pues sí, los hay.

¿Sientes que deberías darle un empujón a tu karma pero no eres capaz ni de abrir el ordenador para ayudar con HOTOSM? Pues también tenemos una solución para ti: el tinder de los mapas:

Apunta bien este nombre: Mapillary. Si no lo conocías, ya estás tardando. Son la vanguardia del mapeo, la colaboración y la interpretación de datos para construir modelos 3D. Y más.

 

Tuvimos incluso apariciones etéreas de seres mitológicos.

La fuerte presencia de Carto en la GeoCamp no es casualidad: es que su nuevo Builder merecía un hueco destacado.

Incluso la charla más sesuda puede ser divertida, siempre y cuando lo pongas en el título.

Las mapping parties son cosa del pasado, ahora lo que se lleva es el mapeo ágil:

 

Pero, sobre todo, lo que aprendí en la GeoCamp es que puedes hablar de lo que te dé la gana. Siempre habrá alguien que lo encuentre interesante.